Cuadros

Una vez roto el cuadro mágico que obtuvieron el día de su boda, recién se dieron cuenta de que ya nada sería igual. No importa si el daño fue de forma adrede, o si fue un ocasional accidente causado por algunas de las partes.

Es ahí, cuando intentaran recalcular que camino estaban transitando. Desde la importancia que tenía ese viejo cuadro, a no poder mostrar ese patrimonio exclusivo ante la frivolidad. Artilugio que usaban para que la sociedad les dé la importancia que se merecían, o para aparentar algo que nunca pudieron ser.

Desde el piso, y en estado totalmente desencajado, ella culpa a las golondrinas migratorias de su mala suerte, mientras que él se sube a un yate confeccionado con latas de leches vacías. Eso le permite salir airoso de esa contienda. Porque no solo podrá cuidarse físicamente de los golpes, sino que también podrá causarle lastima a la vieja gaviota del mar.

Los pedazos del cuadro que han saltado por la ventana son alzados por un chiquito de menos de diez años. Este como ha podido, logró esconderlo entre su panza, y una remera llena de agujeros. No creo que le vaya a dar lago de utilidad, pero con el tiempo podrá contarles a sus pares, lo difícil que es mantener un cuadro en buen estado durante épocas venideras.

Han pasado más de dos años, y aún hay restos del cuadro en distintas partes de esa habitación donde se generó el conflicto. No creo que ninguno de los dos involucrados vuelva por ese lugar. Hay demasiado misterio olvidado detrás de esa puerta que nunca más se volvió a abrir.

Aunque parezca ilógico pensar en una reconciliación después de un par de años de abstinencia. Estoy observando como ese hombre que una vez rompió el cuadro mágico, le está regalando un cuadro mucho más grande a una mujer que no le importa las figuras geométricas. A ella solo le importa que los zapatos sean importados, y que el perfume no huela a miserables.

Compartir
Compartir
Compartir
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *