Decisiones

Se habían conocido en marzo del 2021. Para muchos; esa relación no iba a funcionar, nadie apostaba por ellos, mucho menos el paquete gigante de dinero que ella tenía guardado en su placar. Las caras de los próceres de alta denominación estaban desencajadas, no podían creer que ese muchacho flaquito podía terminar siendo su nuevo dueño. Tampoco ese Fiat verde que ella había comprado con los ahorros de muchos años, podía asimilar que ahora sería conducido por otras manos; que no fueran las de la dulce Raquel.

Raquel se encontró por primera vez con ese joven de talla delgada en una estación de servicio del noroeste argentino. Ella se trasladaba hacia su trabajo, mientras que Marcos limpiaba los vidrios de los autos que esperaban para cargar combustible. Él le ofreció sus servicios de limpieza, ella quedó impactada por el carisma del muchacho. Marcos se dio cuenta de eso, y jugándose a conquistador; se apoyó en la ventanilla del Fiat para decirle, “Usted es más hermosa que las flores del lapacho”

La mujer ni siquiera pudo emitir palabras, se sonrojó, y como pudo le paso una tarjeta con los contactos de su trabajo. Ella había sentido que cupido la había flechado por primera vez. Raquel se dedicaba a cuidar enfermos en los hospitales de hacía 27 años, edad que tenía Marcos por ese entonces, situación que poco le importaba a ella, la única meta que tenía por el momento era ser feliz.

Después de un acercamiento por teléfono, concretaron una cita para el sábado siguiente. El primer encuentro lo sellaron con un beso, y Marcos conduciendo el Fiat Verde de regreso a la casa de Raquel. Aunque recién se habían conocido, ya hablaban de promesas de amor para siempre.

Desde aquel verano del 2021 que estaba finalizando, es  que Marcos vive con ella, ha dejado su oficio de limpieza, ahora le maneja las finanzas a Raquel. Mientras que ella sigue firme en su trabajo tratando de ser obsecuente con ese muchachito estratega.

Últimamente a él se lo ha visto con una actitud de soberbia cuando maneja el auto de Raquel, también anda cargando un montón de billetes en el bolsillo trasero del pantalón. De ella se supo que cuando salen a tomar algo, e intenta darle un beso en público, se siente ignorada por Marcos. Él suele mirar para todos lados sintiendo vergüenza por estar con alguien mucho mayor.

Compartir
Compartir
Compartir
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *