Mi magia

Se fueron las nubes oscuras y me desperté con un montón de realidades. Por el momento me parecen demasiadas. No es que me vaya a escapar, pero que injusto es el mundo de perillas de colores. No solo que se golpean el pecho pidiendo igualdad, también se llevan un par de billetes por ser inoperantes.

En esos momentos que la realidad me hace sentir un pez fuera del agua. El amor, junto a los de siempre, me abrazan para que no sucumba en el lado oscuro de un bohemio.

No creo que los cuervos negros vengan por mí en este momento, soy apenas una vaquita de San Antonio que lucha por cumplir sueños. Es algo muy diminuto para ellos, prefieren la sangre coagulada de alguien que sigue los preceptos de aquellos que se perpetúan en el poder.

Seguramente vaya encontrando un camino con más pinturas de color amarillo, y termine divirtiéndome de las anécdotas estúpidas de una noche imaginada, pero hoy me han dejado algo vulnerable la mirada del ojo izquierdo.

Por eso ahora volveré a cargar las baterías con los líquidos extraídos de los corazones de esos que se restregaron los ojos una noche de enero. Porque mi magia no se negocia en los escritorios de traidores. Mi magia se cultivó con el cariño de unas manos que nunca se cansaron. Hasta que me convierta en cenizas lucharé para que los ingratos no la destruyan.

Mi naturaleza me indica libertad, mi inconsciente me reprocha todos mis errores. Mientras que mi conciencia se rejuvenece con el cariño de aquellos que me quieren. Soy Marcelo, un loco que va viajando en un barco hecho con una cartulina blanda. Parece frágil el navío, pero fue construido con el amor de dos que se abrazaron en medio de un lodazal.

No me provoquen con formalidades estúpidas que aprendieron de corruptos, porque para mí. Tiene más valor el abrazo de esa persona que aún recuerda a su padre muerto, que el dinero que tuvieron que sacarle del bolsillo de un mendigo para pagar sus obsecuencias.

Compartir
Compartir
Compartir
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *