Viaje

 

Mis viajes se han convertido en algo rutinario. No es que reniegue de ellos, solamente que me produce algo de temor saber que eso puede suceder para siempre.

En el fondo hay uno que juega con su dolor en su muñeca izquierda para conseguir un pase libre que lo lleve gratis hasta la eternidad. Él se divierte con eso, pero también sabe que un día van a descubrir su mentira, y tarde o temprano, deberá devolver su engaño con intereses.

Mientras que la grandota se pinta los labios sin temor a que los caniches rabiosos hablen de ella. Algunos colibríes juegan a conquistarla, ella sabe que es muy bella, por lo tanto se escuda con ese adjetivo de aquellas bestias salvajes.

Adelante se ven unos cabellos que buscan libertad, estos están tratados con aloe vera vírgenes traídas del altiplano. Creo que no dio el resultado esperado en esa persona, ya que no la veo sonreír como a la modelo del envase de champú milagroso.

En esa marea de perfumes inventados para la ocasión. Podemos encontrarnos con uno que se obtuvo del último pétalo de una rosa vieja, y con otros que elaboraron un par de perfumistas; después de haber estado bebiendo descaradamente toda una noche.

Lo que si noto que ha cambiado, son los sonidos envolventes. Ahora no hay charlas profundas, nos hemos silenciado escuchando sonidos inventados por alguien que quiere conquistar la luna, o por esos que gritan pidiendo que movamos el culo.

Otra cosa que me ha sorprendido es que las mujeres con bastones ya no van más sentadas. Ahora ese privilegio lo tienen esas jovencitas con las caras llenas de acero quirúrgico, y de los muchachos cansados de jugar con armas de algún juego que está de moda.

Ya me tengo que bajar. Le digo al que conduce al mundo, muchas gracias por el viaje. Que más allá de haberlo esperado un par de minutos de más, y de haber soportado las broncas que traía de su casa. Él tendrá que soportar a ese que va subiendo con una remera que dice, “Cuidemos a los unicornios”

Compartir
Compartir
Compartir
Compartir

1 comentario en “Viaje”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *